Viniste a experimentar

Viniste a experimentar, lo has escuchado muchas veces, sin embargo a veces, el miedo no te deja experimentar lo que tu Ser desea.
También sientes que hay experiencias que ya no necesitas vivir, es porque tu Ser ya recogió el aprendizaje que conllevan esas experiencias, en otras encarnaciones.
Las escuelas Planetarias son escuelas de evolución para todos los seres encarnados en ellas.

El cuarto reino, el humano, está aprendiendo con las experiencias a reconocer el Ser Divino que Es.

Cuando ya se está muy maduro de experiencias, el Alma se dirige a buscar otras cosas, el origen, entonces llega a ese estado de que el mundo ya no le aporta satisfacción, ya no se entretiene con los regalitos de experiencias del mundo y anhela encontrar algo superior, algo que de momento desconoce, pero que su Alma le inquieta a buscar.

Entonces es cuando el Discipulado comienza en el Ser que se está dirigiendo a encontrarse a Sí Mismo. Encuentra el camino del conocimiento y comienza a «verse» sin tapujos, con verdad. Al principio cuesta, porque hay mucho que desmontar para poder erguir el verdadero Templo que somos, pasaremos muchas pruebas, a veces con desasosiego y deseos de volver a nuestra vida anterior, pero el anhelo es tan fuerte cuando ya se está maduro de experiencias, que podremos traspasar y vencer todas las batallas internas, hasta por fin ver el Sol, salir de la caverna oscura en donde nos encontrábamos, que éramos nosotros mismos, llenos de ignorancia y oscuridad. Ahora con la Luz de la Sabiduría encendida en nosotros, la comprensión de las cosas y sucesos llega y con ello la humildad y la compasión. El verdadero Amor se despierta en el Iniciado que en su silencio interior, ha conectado con el Dios que Es y siente que es parte del Todo Creador.

Espíritu y materia se han unido en la encarnación. La misión está cumplida cuando se hace la conexión con el Ser Verdadero, Puro e Inocente que todos somos. La vuelta al Hogar se realiza, la vuelta a la Felicidad de la que salimos, y despiertos ahora regresamos, la Alegría Interna nos envuelve, pues hemos encontrado el Verdadero Regalo que es la Vida!!!

Seguiremos viviendo las experiencias de la vida, mientras sigamos encarnados, pero ahora desde la conexión interna del Ser, sin necesidades, con desapego, con abundancia, con libertad interior, con Amor y Unión hacia todo, con plenitud y satisfacción pues ya sentimos y vivimos la Unidad e Inteligencia de toda la Creación, somos Uno con toda la Familia Cósmica y sentimos la afiliación con el Universo, con lo que Somos, con el Creador y toda la Creación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *