Todo esta al reves…

Cuando decimos que está todo del revés, en el fondo se debe a que es «la gente la que está del revés».

Esto aparece en episodios como los difundidos en el tipo de noticia «hiper-mega-super-tendenciosa» (como la del niño estrangulado), que según las leyes naturales parece como si estuviese «hecho a propósito» para exaltar los ánimos entre muchos del colectivo, pues nos creemos que primero matan al niño inocente y después, y solo después, se despiertan y aparecen los sentimientos viscerales, IDÉNTICOS EN SU NATURALEZA, a los utilizados para perpetrar semejante crimen.

Y es justo al revés.

Antes están los sentimientos y después (y solo después), por causa de estos sentimientos un niño es asesinado.

(Obviando el hecho de que en todo el mundo niños inocentes mueren por estúpida omisión general, todos los días).

El inconsciente colectivo funciona por repercusión cuántica de lo contenido en la sombra de cada cual, y se manifiesta, «sale al exterior», en esos comentarios que tanto se han escuchado tipo «matar a la bestia», «no tiene derecho a vivir», «no merece piedad alguna» y cosas por el estilo…

Siempre es poco y leve lo que sucede en el mundo a tenor de las ganas de matar que tienen algunos, da igual los argumentos que se utilicen para que florezcan a plena luz del día.

Sin eventos de este tipo, esta sombra quedaría escondida hasta el punto de hacer pasar desapercibidos a todos aquellos, «veganas o veganos y gentes de bien», que matarían a causa de la justiciera idea particular de cada cual, en función de «apretar la tecla apropiada». 

Al final asesinos en potencia todos, los que más «se rasgan sus vestiduras».

Han pasado dos mil años y todo continúa igual, pues aquello de «quien esté libre de pecado que tire la primera piedra», parece funcionar tan solo para los pocos que son conscientes de su «capacidad de pecar».

Para el resto no.

ANONIMO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *