Reflexión de hace 1 año sobre el pequeño Gabriel…

He seguido estos días las noticias de Gabriel, el pequeño niño desaparecido y ahora parece que hallado en circunstancias complejas… Y se me vienen a la mente algunas preguntas y dudas sobre lo que elegimos para transitar estás experiencias de vida.

Reconozco que no es fácil a veces movernos por situaciones que parecen no tener sentido aquí, pero que nuestra Alma sabe bien, y como buen faro guía, no alumbra hacia donde ir para llegar al siguiente paso… Y en esos pasos necesitamos ayudantes, papeles secundarios que toman bastante cuota de pantalla…

Siendo honesto con lo que dice mi conciencia, se y tengo la convicción que nada ha salido al azar, todo estaba escrito y nos toca vivirlo, y haciendo un símil con hace 2.000 años que ahora vemos en la Semana Santa de nuestra Fe, tampoco entonces se entendió aquella situación… Incluso a día de hoy se sigue «manipulando» lo que se experienció entonces.

Hermanito Gabriel, has venido por «poquico» tiempo pero seguro muchos aprenderemos de ti, de lo grande que eres al vivir algo tan intenso y dejarte hacer…, Aquí cada uno juega a su papel y sabrá de sus acciones; a Tí, gracias por tu amor que también es el mío y el de todos los aqui presentes, incluidos los implicados en esta historia, aunque a veces un poco oscurecido por la sombra.

Un abrazo de tu hermano José Ant…
Gracias Pescaíto…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *