Me inclino…

Me inclino ante cualquiera que tenga el arrojo de mantenerse con su duda, cuando el mundo entero hace de la duda una patología, empujándonos a ir ‘más allá’ de ella, calificándola como ‘la prueba de nuestra falta de evolución’.

Me inclino ante cualquiera que tenga la fuerza para mantenerse cerca del miedo, cuando cada gurú y maestro de auto-ayuda nos juzga, nos avergüenza, tratando de llevarnos hasta un estado libre de miedo (un estado que está secretamente en guerra con el miedo).

Me inclino ante cualquiera que sea capaz de estar presente con su ira, que pueda respirar en su núcleo ardiente, que le dé permiso de estar ahí, incluso cuando la mente repita viejas historias de que se trata de algo ‘inseguro’ y ‘malo’ e ‘incorrecto’.

Me inclino ante cualquiera que pueda estar plenamente presente ante su tristeza, aunque sea por enésima vez, incluso si todos a su alrededor le dicen que se ‘anime’ o que ‘deje de revolcarse en su dolor’ o que ‘eleve su vibración’.

Porque, ¿qué saben ellos acerca de este coraje extraordinario? Quizá ellos aún no han caminado en el fuego.

#JeffFoster

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *