En ese momento.

Es ese momento, donde encuentras un punto de inflexión entre lo que creías que eras y lo que te das cuenta que eres en Realidad…

Es ese instante, en el que las preguntas que comenzaban con «Por que» dejan de tener importancia y surgen nuevas incognitas más relevantes, que comienzan con «Para que»…

Es ese segundo, el que amenaza suavemente con convertirse en infinito, cuando tu Egoismo te es Revelado y tu Visión interna se expande hasta comprender y aceptar tus actos dolorosos del Pasado…

Es ahí, cuando comienzas a Vivir.

Recuerda que el Dolor, también es parte de la Vida.

Oskar Ugarte

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *