El amor

«Cuando el amor llegue inesperadamente
y llame a tu ventana, date prisa y déjalo pasar,
pero primero cierra la puerta de la razón.
Ya que incluso la más mínima amenaza lo puede ahuyentar,
como humo que ahoga la frescura de la brisa de la mañana.
A la razón, el amor le dice que el camino está cerrado:
no puedes pasar, pero al amante le ofrece cientos de bendiciones.
Y antes de que la mente dé un paso,
el amor alcanza el séptimo cielo.
El amor ha escalado la montaña sagrada.
Tengo que dejar de hablar y permitir
que el amor hable desde su nido de silencio.»

#Rumi

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *