Dispuesto!!!

Cuando estamos dispuestos a arriesgarnos a no encajar con la sociedad, o arriesgarnos a ser heridos o rechazados, nos ponemos en contacto con nuestra propia autoridad para conocerla a través de esta experiencia directa. Nadie más puede decirte cómo es para ti.

La verdad es que estás solo con respecto a lo que es real para ti, y tu experiencia nunca puede encajar con lo que otras personas dicen o piensan. Reconocer esto nos libera de tratar de encajar. Entonces somos libres para vivir, expresarnos y sentir lo que es verdadero, no importa lo que eso signifique o lo que los demás puedan pensar.

Eso nos trae una sensibilidad más profunda hacia nuestros propios sentimientos pero también hacia los de aquellos que nos rodean. Esto conlleva un conocimiento innato de la Unidad de todos los seres más allá de los límites de nuestras creencias.

«Unmani»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *