Amarte a ti mismo

Amarte a ti mismo, es amar lo que eres, con tus dones, tus virtudes, tus realizaciones. Es aceptar el camino que has escogido. Amarte a ti mismo es haber enfrentado el dolor y valorar que lo hayas superado, porque tu espíritu se ha fortalecido. Amarte a ti mismo es aceptar conocerte  tal como eres, con tus defectos y tus errores.

Amándote a ti mismo atraerás a tu vida personas con muchas de tus cualidades y verás a los otros reflejados en ti. Cuando te ames a ti mismo sabrás que tu cuerpo es un tesoro sagrado y harás el amor con quien aprecie la belleza de tu alma, porque él también se verá reflejado en ti.

Harás el amor no con quien te complementes, sino con quien te enriquezcas, quien logre aumentar tu creatividad, quien alimente tu espíritu  y resalte todo lo que eres, sin que él se lo proponga. Cuando descubras el Dios interior que hay en ti, amarás toda la Creación. Y harás el amor para satisfacer los deseos de tu alma… aunque uses tu cuerpo.

Extracto del libro «Ignacio Rivas y sus Mensajes de Dios»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *