Somos seres de luz…

Existe un concepto muy limitado respecto a la enfermedad y la sanación. La enfermedad va más allá de nuestro cuerpo físico, consecuentemente, la sanación bien concebida será más amplia.

Somos seres de luz dentro de un gran campo de luz que es el Universo y en El actúan energías positivas y negativas, que son parte de una creación consciente.

Siempre la luz es muchísimo más poderosa que la oscuridad pero de nosotros depende con que energías convivir.

Nadie podrá afectar tu luz si tú mismo no se lo permites y la forma más común de permitírselo es creyendo que la negatividad puede entrar en ti y hacerte daño.

Es importante que mantengas en equilibrio tus emociones, que califiques bien tus pensamientos y sentimientos, pero sin juzgarte cuando no lo logres.

Eso te permitirá conservar incólume tu luz y recibir todo el flujo de energía divina. El cuerpo físico es solo un receptor de este proceso.

Extracto del libro «Ignacio Rivas y sus mensajes de Dios»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *