Quitate esa mascara…

Quítate esa máscara…

Esa que te esculpieron a golpe de juicio, rechazo, castigo y falso Amor.

Esa máscara que sostienes con Dolor, con el único fin de aparentar.

Esa que, cada vez que intentas arrancar, otras manos la sostienen para sentirse a salvo.

Sé libre…
Siente el verdadero aire en tu rostro…

Esa máscara fue tu salvaguarda, lo sé.
Pero ahora es tu prisión y tú, tu peor carcelero.

Cada vez que alzas tu mano para asirla, muchas voces susurran tras ella cuentos de miedo y abandono…
Lo sé…

Nadie dijo que fuera fácil pero, antes o después, tendrás que hacerlo…

Ten Valor y confía.
Otros lo han hecho antes que tú…

Yo…
Yo estoy en ello…

«Oskar Ugarte»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *