NADIE PUEDE SER LASTIMADO SALVO POR UNO MISMO.

NADIE PUEDE SER LASTIMADO SALVO POR UNO MISMO.

Muy por encima de la ilusión de este mundo de apariencias, nadie puede ser lastimado salvo por uno mismo, ya que para la realidad que subyace el otro no existe fuera de la proyección de nuestra propia mente.

Mientras esto no se comprenda y por aquello de las necesidades repetidas de aprendizaje, en el mundo de las apariencias los opresores continuarán, aunque en el mundo real serán «maestros».

Estos maestros serán perseverantes con su labor de forma ilimitada, si fuese necesario, hasta que el humano promedio salga de su sueño narcótico y conecte con la realidad.

NADIE PUEDE SER LASTIMADO SALVO POR UNO MISMO.

José Vaso

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *