Meditacion

«¡PERO YO ODIO LA MEDITACIÓN!»

«En la meditación, tu único «trabajo» es ser curioso acerca de lo que surge.

No trates de deshacerte de ningún aspecto de tu experiencia.

Tus locos pensamientos – solo miralos.

Sentimientos incómodos – solo respira con ellos.

Llorar con ellos. Ríete con ellos.

La parte de ti que odia la meditación, ¡interésate también en ella!

El niño en ti que no puede quedarse quieto.

Quien quiere estar en otro lugar.

Quien se siente avergonzado o culpable por pensar pensamientos «no espirituales» o sentir sentimientos e impulsos «negativos».

Quien siente el deseo ardiente de huir y hacer otra cosa.

Dale la bienvenida con los brazos abiertos.

Inhale a él en amor y respira amor en él.

En la meditación, incluso lo no deseado es deseado; ¡Incluso tu resistencia es sagrada!»

#JeffFoster

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *