Fantasmas…

La única forma de manejar el peligro es enfrentarlo. Si comienzas a asustarte, lo empeoras porque proyectas todo tipo de confusiones y amenazas que no existen en absoluto.

Cada vez que te encuentres con un fantasma, no huyas. Porque el fantasma capturará la sustancia de tu miedo y se materializará a partir de tu propia sustancia. Finalmente te matará porque se apoderara de tu propia vitalidad.

Entonces, cada vez que te enfrentes con un fantasma camina directamente hacia el y desaparecerá.
«Alan Watts»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *