Eres parte del mundo…

Eres parte hoy del mundo en el que vives. Imagina a ese mundo como un gran rompecabezas y tú eres una parte de él. Como tal… estás en el juego de la vida… eres una pieza única del Creador… pero ni más ni menos importante que cualquier otra.

Dios te ha dado la libertad para que te muevas… interactúes… transformes y hagas lo que quieras allí dentro. De ti depende como encajar en ese gran rompecabezas. Atraes o rechazas otras piezas… y la tuya podrás hacer que cambie o no… estar en paz… en discordia. Lo que sea… de ti depende. Todo en tu vida es una evolución permanente.

Eso sí… trata de que la pieza que tú mismo moldeas… encaje donde debe estar. Cuando una pieza no encaja con la otra… sean personas o circunstancias… fuerzas la situación… el desgaste será aún mayor y tu propia pieza no podrá ser lo que tú quieras y deberías ser. Jesús dijo… “Nada en mí, puede estar en guerra, porque no considero que haya nada que forzar ni que abatir.

Mi salud habla de mi paz… Tejo mi paz y me invento y me reinvento, eterno e inatacable bajo el sol»…. Así que mi amado/a… sácale brillo a tu propia pieza… disfruta del juego de la vida y haz tu parte para que las piezas encajen donde correspondan. Hasta que adviertas que armaste con tu vida el entorno que deseabas. Y será hermoso disfrutarlo.

Extracto de la segunda parte del libro «Ignacio Rivas y sus Mensajes de Dios»
Ignacio Rivas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *