EL MONSTRUO DE LAS MENTIRAS

EL MONSTRUO DE LAS MENTIRAS

No tengas miedo…
Ante todo, no tengas miedo…

Pues debes saber que este tipo de monstruos los elegimos nosotros y los alimentamos hasta que revientan dejando un terrible olor a culpabilidad y estupidez en nosotros.

Es ese ser que aparece en nuestra Vida como una víctima  indefensa de sus pasados, pero que poco a poco va generando en el otro la sensación de que no existe tal indefensión, tal victimismo…

Se muestra agradable y complaciente mientras no vayamos en contra de lo que él considera justo, digno o correcto.

En caso contrario castiga…

Es un monstruo que castiga con enfados, con tristeza, con falso miedo, con indiferencia, con gritos, con dolor…

Es un monstruo al que hay que comenzar a alimentar con mentiras para que no despierte.

Él siempre tiene hambre de falsedad, puesto que cuando te muestras como eres en realidad, el torrente de chantajes y castigos emocionales es tremendo e inmisericorde.

Con cada mentira se hace más grande, más terrible, y eso condiciona, aún más si puede, la forma de relacionarse con él pues necesita de más mentiras para seguir adoptando la forma de ser benevolente.

No te mientas…
Date la oportunidad de Ser tú mismo, con tus aciertos y tus errores…

Recuerda que «PEKAR» significa errar el tiro de un arco, no que debas a ir al infierno…

Date la oportunidad de expandir tu Realidad y que el otro elija si quiere estar contigo o no…

No mientas, no robes…

#OskarUgarte

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *