El camino de otra persona…

Nunca intentes interferir en el camino de otra persona. Todas las almas han de encontrar su propio camino y alcanzar la meta a su manera. Algunas lo hacen mediante la meditación, otras mediante la contemplación, unas por medio de la oración, otras a través del trabajo y otras todavía con su contacto con la gente.

Que todas las almas encuentren su propio camino y lo sigan. Que no haya callejones sin salida, ni rodeos, ni desviaciones. Sigue la senda estrecha y directa. Mantén tu mirada puesta en la meta, que es la realización de tu unidad conmigo, el Señor tu Dios, la divinidad en tu interior.

No te desanimes cuando el trayecto sea áspero y duro; continúa sabiendo que llegarás allí. Esta vida no es para las almas de poco ánimo, temerosas de enfrentarse a la verdad y de entrar directamente en la luz. Sé fuerte y de espíritu valeroso. Pon tu mano en la Mía y yo te guiaré en cada paso del camino, si tan sólo me lo permites.

Extracto del Libro «La Voz Interior de Eileen Caddy»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *