Deja que vuelva la Magia…

Deja que vuelva la magia. Permítete volver a empezar, volver a nacer… eso es la noche de Reyes, al fin y al cabo… un recordatorio, una llamada para dar a luz a nuestro mejor Yo.

Esta noche cree… Ellos… existen. Andan por ahí, entre planos de existencia, materializándose gracias a la inocencia de las mentes aún no contaminadas, a los corazones que les cabe todavía una chispa de ilusión.

No es que de ilusión también se viva… es que vivimos en una perpetua ilusión que moldeamos sin darnos cuenta. Pero cada año llegan Ellos con los vientos de Oriente y nos susurran que la ilusión es la fuente de la eterna juventud, es la fuente de la vida.

Esta noche, recuerda que Melchor está en ti y te trae de nuevo el oro para que recuerdes que tienes el privilegio y la responsabilidad de reinar en tu vida. Así que… ponte la corona y comienza a gobernar tu propio mundo y a dirigir tus pensamientos y la voluntad de tu corazón… en la misma dirección.

Esta noche, recuerda que Gaspar está en ti y te trae de nuevo el perfume del incienso para que no olvides que formas parte de algo más grande de lo que alcanzan a percibir tus sentidos. Un año más, te llega el recuerdo de que tu esencia es divina y es sagrada. Que eres todo y eres uno. El perfume del incienso, una vez más, te despierta.

Esta noche, recuerda que Baltasar está en ti y te trae de nuevo la mirra para que embalsames y entierres todo aquello que ya no te sirve. Todo aquello que te aleja de comprender que eres, al igual que todos los demás, un ser único envuelto en un cuerpo perfecto para expresar aquello que tu alma vino a expresar al mundo.

Esta noche, recuerda… que todas las noches pueden ser Noche de Reyes y que todas las mañanas, cuando despiertas, tienes un regalo esperando para que lo abras: La Vida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *