Abandona la seriedad…

ABANDONA LA SERIEDAD
«Los que se toman la vida en serio acaban enfermos, pues la vida, de principio a fin, no es un fenómeno serio sino puro juego. Es una canción que hay que cantar, una danza que hay que bailar y un amor que hay que vivir, pero con total alegría. En el momento en que te pones serio, te quedas bloqueado; el flujo se interrumpe y quedas desconectado de la energía universal.

Cuando estás serio no puedes bailar, pues la seriedad es básicamente tristeza. La seriedad es al mismo tiempo premeditación y negocio; estás siempre buscando razones. Te preguntas: “¿Por qué lo hago? ¿Qué voy a ganar con ello? ¿Cuál será el beneficio?” Se trata de actitudes calculadoras, buenas para los negocios, pero absolutamente equivocadas cuando se trata de ir hacia dentro.

�Cuanto más hacia dentro te mueves, más divertida te parece la vida; tremendamente divertida. Lo único que necesitas es un cierto sentido del humor y la diversión.

En el pasado las cosas eran muy distintas. Los santos han sido muy tristes y muy serios, como si la vida fuese una carga, una carga muy pesada, y ellos cargasen montañas sobre sus cabezas. No eran libres como los niños, que juegan sin motivo alguno, que juegan solo por jugar, por el mero placer del juego y sin esperar nada a cambio. (El santo espera una recompensa).

Déjame lanzarte un mensaje: permite que sea la alegría el color que impregne todo tu Ser; déjala que vibre a través de cada fibra y cada célula de tu ser. Y cuando estés serio, abandona inmediatamente la seriedad. No permitas que se quede mucho tiempo contigo. Pues cuanto más tiempo se quede, más profundas serán sus raíces.

¡Abandónala inmediatamente! Las raíces deben ir en una dirección completamente distinta; en dirección hacia la alegría.»

#OSHO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *