.Debes comprender…

Si hay una sola cosa que debes comprender en toda tu existencia, es que tu felicidad, tu paz y tu libertad, dependen exclusivamente de cuánto tiempo por día dediques a estar a solas contigo mismo. Todos tus problemas se deben a que no practicas lo suficiente, a que no te das suficiente amor. Tus problemas con tus hijos, con tu pareja, con tu trabajo, con el dinero, con tu salud; tu tristeza, tus miedos, tu bronca, tu stress. Es producto de que vives haciendo y haciendo, escapando, justificando, postergando……. y no le das tiempo al no – hacer. A tu sanación.

Vuelve ahora y comprobarás por tu propia experiencia que no es tarde. Siempre hay una solución. Todo se puede reparar, inclusive la muerte misma. Toda la oscuridad, el dolor acumulado de años, la amargura de la vida, las peores experiencias del pasado, todas ellas desaparecerán con tan sólo cinco minutos de verdadera conexión con lo eterno, con lo que ES, con el Ser único brillante, resplandeciente, puro gozo y amor.

No importa cuánta oscuridad haya en tu vida, aprende a encender la bombilla de la luz y se esfumará instantáneamente, de la misma manera que sucede cuando entras a una habitación. Puede parecer idealizado, un sueño, un milagro, una utopía….Pero te digo que he visto a muchas personas lograrlo. Así que, adelante!…
«Fernan Makaroff»

Nos vemos en la tierra

NOS VEMOS EN LA TIERRA 🌎
Dicen que antes de nacer, cuando decidimos venir a la Tierra a vivir la experiencia humana realizamos pactos entre conciencias amigas, colegas en la tarea de la evolución.
Cada uno selecciona las experiencias que desea vivir en esta encarnación.
Tal vez a aprender a través del desapego, de la soledad, de la observación, del estudio, el liderazgo, la pobreza. Explorar las relaciones, vivir la discapacidad, nacer en países o situaciones complejos, experimentar la humildad de dejarse cuidar, o de cuidar de otros… vivir el reto de la riqueza material aplicando criterios éticos.
Como se eligen las materias para matricularse en la universidad, se concretan las misiones, las interrelaciones, cada cual recibe su papel … y nacen.
¡Hay que ser valientes para venir a la Tierra sabiendo que venimos con todo olvidado, sin cartas marcadas!.
Algunas de estas almas se encontrarán desde su nacimiento; son los hermanos, la familia, esa gente tan próxima y que a veces nos hace daño y nos resulta tan ajena. A otros les corresponde ser compañeros de colegio, vecinos, mejores amigos, primeros amores, amigos en la universidad o en el trabajo.
Otros nos encontraremos ya adultos, » por casualidad aunque detrás de cada casualidad se teje un plan que no percibimos, aunque sea en las redes sociales. Con algunos apenas nos rozaremos: El médico que nos atiende en un accidente, el desconocido que nos ayuda en una situación difícil, el vecino insolente y ruidoso que nos hace ensayar la paciencia o la asertividad, que nos lleva al límite.
Nada es casual en ninguna vida. Hay libre albedrío. Nos hemos repartido los papeles, pero no hay guión.
Improvisamos. Cada uno crea sus propios diálogos y acciones, aprende las lecciones, toma iniciativas y asume responsabilidades y aprendizajes.
Tal vez merezca la pena pensar ¿Por qué ese jefe o compañero exigente, crítico y perfeccionista?¿ Y esas parejas sucesivas aprovechadas o abusadoras? ¿Y si lo que debes hacer es renunciar a trabajar en esa empresa y entrenar la iniciativa y el desapego?.
Difícil saber lo que venimos a resolver con cada persona… pero el alma lo sabe. Y nos susurra mensajes mediante la intuición. Esa intuición que tantos ignoramos.
No recordamos. Solo a veces intuimos un acuerdo para permanecer en grupo. Cada uno interviene en su propio desarrollo y en el de los demás.
En cada encarnación, cada vez que nos metemos en este uniforme de carne que es el cuerpo humano, venimos a agregar conocimientos a nuestra conciencia. Cada experiencia es personal, no comparable a la de nadie.
Algunas nos nutren, nos acarician y serenan. Todas nos enseñan.
Reconocerás a éstas personas en el transcurso de tu camino, míralas directamente al alma y diles : Te reconozco , Gracias por respetar el trato
NOS VEMOS EN LA TIERRA

Relaciones…

Todas las relaciones tienen una regla: «nunca dejes que la persona que Amas se sienta sola, especialmente cuando tú estás ahí.»

Por eso una verdadera pareja que se ame no tiene tiempo para mirar a otros, porque siempre están muy ocupados buscando nuevas maneras de amar a la suya.

Si ya has despertado…

Si ya has despertado y te das cuenta como duermen los demás a tu alrededor, entonces trata de caminar de puntillas, respeta su sueño y respeta la perfección de sus propios tiempos, así como fueron perfectos los tuyos que has elegido…

Cuando ellos abran sus ojos, el resplandor del brillo de los tuyos los ayudará a despertar sin necesidad de que hagas nada. Y si tu aún duermes; relájate y disfruta de tu sueño… estás siendo arrullado y cuidado, ahora recién te das cuenta…

TU ALEGRIA INTERIOR.

NO PERMITAS QUE ESTE MUNDO TE ROBE TU ALEGRIA INTERIOR.

El mundo esta lleno de problemas, de conflictos, de carencias, de egoismo, de ataques, de injusticia, de muerte.
Pero no permitas nunca que todas esas cosas te roben la alegria interior. Porque entonces, el mundo habrá ganado la batalla.

¿Y como lo hago para que no me suceda eso ? Dandote cuenta, que este mundo no es realmente el ladron tu luz propia.
El ladron de tu luz propia eres tu mismo, y utilizas este mundo como excusa para eso.

Recuerda que el mundo es una interpretacion creada por ti mismo. Y tienes el poder de reinterpretar la vida de otra forma.
«Juanjo López»

El sol y la luna.

Cuando el SOL y la LUNA se encontraron por primera vez, se apasionaron perdidamente y a partir de ahí comezaron a vivir un gran amor.
Sucede que el mundo aun no existía y el dia que Dios decidió crearlo, les dio entonces un toque final …el brillo !
Quedó decidido tambíen que el SOL iluminaria el dia y que la LUNA iluminaria la noche, siendo asi, estarian obligados a vivir separados.
Les invadió una gran tristeza y cuando se dieron cuenta de que nunca más se encontrarian…
LA LUNA fué quedándose cada vez más angustiada. A pesar del brillo dado por Dios, fué tornándose solitaria.
EL SOL a su vez, habia ganado un título de nobleza “ASTRO REY”, pero eso tampoco le hizo feliz.
Dios, viendo ésto, les llamó y les explicó:
No debeís estar tristes, ambos ahora poseeis un brillo própio.
Tú, LUNA, iluminarás las noches frias y calientes, encantarás a los enamorados y serás frecuentemente protagonista de hermosas poesias.
En cuanto a tí, SOL, sustentarás ese título porque serás el más importante de los astros, iluminarás la tierra durante el dia, proporcionaras calor al ser humano y tu simple presencia hará a las personas más felices.
La LUNA se entristeció mucho más con su terrible destino y lloró amargamente…y el SOL, al verla sufrir tanto, decidió que no podría dejar abatirse más, ya que tendría que darle fuerzas y ayudarle a aceptar lo que Dios había decidido.
Aún así, su preocupación era tan grande que resolvió hacer un pedido especial a El:
Señor, ayuda a la LUNA por favor, es más frágil que yo, no soportará la soledad…
Y Dios…en su inmensa bondad… creo entonces las estrellas para hacer compañia a la LUNA.
La LUNA siempre que está muy triste recurre a las estrellas, que hacen de todo
para consolarla, pero casi nunca lo consiguen.
Hoy , ambos viven asi….separados, el SOL finge que es feliz, y la LUNA no consigue disimular su tristeza.
El SOL arde de pasión por la LUNA y ella vive en las tinieblas de su añoranza.
Dicen que la orden de Dios era que la LUNA deberia de ser siempre llena y luminosa, pero no lo consiguió….
porque es mujer, y una mujer tiene fases.
Cuando es feliz, consigue ser Llena, pero cuando es infeliz es menguante y cuando es menguante ni siquiera es posible apreciar su brillo.
LUNA y SOL siguen su destino. El, solitário pero fuerte; ella, acompañada de estrellas, pero débil.
Los hombres intentan, constantemente, conquistarla, como si eso fuese posible. Algunos han ido incluso hasta ella, pero han vuelto siempre solos. Nadie jamás consiguió traerla hasta la tierra, nadie, realmente, consiguió conquistarla, por más que lo intentaron.
Sucede que Dios decidió que ningún amor en este mundo fuese del todo imposible, ni siquiera el de la LUNA y el del SOL… Fué entonces que El creó el eclipse.
Hoy SOL y LUNA viven esperando ese instante, esos raros momentos que les fueron concedidos y que tanto cuesta, sucedan.
Cuando mires al cielo, a partir de ahora, y veas que el SOL cubre la LUNA, es porque se acuesta sobre ella y comienzan a amarse. Es a ese acto de amor al que se le dio el nombre de eclipse.
Es importante recordar que el brillo de su éxtasis es tan grande que se aconseja no mirar al clelo en ese momento, tus ojos pueden cegarse al ver tanto amor.
Tu ya sabías que en la tierra existían sol y luna… y tambien que existe el eclipse…. pero esta es la parte de la historia que tu no conocias, a que nó?

El dar

Entonces, un hombre rico dijo: Háblanos del dar. 
Y él contestó:
Dais muy poca cosa cuando dais de lo que poseéis. 
Cuando dais algo de vosotros mismos es cuando realmente dais.
¿Qué son vuestras posesiones sino cosas que atesoráis por miedo a necesitarlas mañana?
Y mañana, ¿qué traerá el mañana al perro que, demasiado previsor, entierra huesos en la arena sin huellas mientras sigue a los peregrinos hacia la ciudad santa? ¿Y qué es el miedo a la necesidad sino la necesidad misma?
¿No es, en realidad, el miedo a la sed, cuando el manantial está lleno, la sed inextinguible?
Hay quienes dan poco de lo mucho que tienen y lo dan buscando el reconocimiento y su deseo oculto malogra sus regalos. Y hay quienes tienen poco y lo dan todo.
Son éstos los creyentes en la vida y en la magnificencia de la vida y su cofre nunca está vacío.
Hay quienes dan con alegría y esa alegría es su premio.
Y hay quiénes dan con dolor y ese dolor es su bautismo.
Y hay quienes dan y no saben del dolor de dar, ni buscan la alegría de dar, ni dan
conscientes de la virtud de dar.
Dan como, en el hondo valle, da el mirto su fragancia al espacio.
A través de las manos de los que como esos son, Dios habla y, desde el fondo de sus ojos, El sonríe sobre la tierra. 
Es bueno dar algo cuando ha sido pedido, pero es mejor dar sin demanda, comprendiendo.
Y,   para la mano abierta, la búsqueda de aquel que recibirá es mayor goce que el dar
mismo.
¿Y hay algo, acaso, que podáis guardar? Todo lo que tenéis será dado algún día.
Dad, pues, ahora que la estación de dar es vuestra y no de vuestros herederos.
Decís a menudo: «Daría, pero sólo al que lo mereciera.» Los árboles en vuestro huerto no dicen así, ni lo dicen los rebaños en vuestra pradera.
Ellos dan para vivir, ya que guardar es perecer.
Todo aquel que merece recibir sus días y sus noches, merece, seguramente, de vosotros todo lo demás.
Y aquel que mereció beber el océano de la vida, merece llenar su copa en vuestro pequeño arroyo.
¿Y cuál será mérito mayor que el de aquel que da el valor y la confianza -no la caridad- del recibir?
¿Y quiénes sois vosotros para que los hombres os muestren su seno y os descubran su orgullo para que así veáis sus merecimientos desnudos y su orgullo sin confusión?
Mirad primero si vosotros mismos merecéis dar y ser un instrumento del dar.
Porque, a la verdad, es la vida la que da a  la vida, mientras que vosotros, que os creéis dadores, no sois sino testigos.
Y vosotros, los que recibís -y todos vosotros sois de ellos- no asumáis el peso de la gratitud, si no queréis colocar un yugo sobre vosotros y sobre quien os da.
Eleváos, más bien, con el dador en su dar como en unas alas.
Porque exagerar vuestra deuda es dudar de su generosidad, que tiene el libre corazón de la tierra como madre y a Dios como padre.

Extracto del libro EL PROFETA de Kalil Gibram

El amor es ciego…

Cuentan que una vez se reunieron en un lugar de la tierra todos los sentimientos y cualidades de los hombres.

Cuando el ABURRIMIENTO ya había bostezado por tercera vez, la LOCURA, como siempre tan loca, les propuso: ¿Vamos a jugar a las escondidas? La INTRIGA levantó la ceja intrigada y la CURIOSIDAD, sin poder contenerse preguntó: ¿A las escondidas? ¿Y eso cómo es?

Es un juego —Explicó la LOCURA—, en que yo me tapo la cara y comienzo a contar desde uno hasta un millón mientras ustedes se esconden; y cuando yo haya terminado de contar, el primero de ustedes que yo encuentre ocupará mi lugar para continuar con el juego.

El ENTUSIASMO bailó secundado por la EUFORIA, la ALEGRIA dio tantos saltos que terminó por convencer a la DUDA, e incluso a la APATIA a la que nunca le interesaba nada. Pero no todos quisieron participar. La VERDAD prefirió no esconderse… ¿para qué? Si al final siempre la encontraban. La SOBERBIA opinó que era un juego muy tonto (en el fondo lo que le molestaba era que la idea no hubiese sido de ella) y la COBARDIA prefirió no arriesgarse…

UNO, DOS, TRES… comenzó a contar la LOCURA.

La primera en esconderse fue la PEREZA, que como siempre se dejó caer tras la primera piedra en el camino.

La FE subió al cielo y la ENVIDIA se escondió tras la sombra del TRIUNFO, que con su propio esfuerzo había logrado subir a la copa del árbol más alto. La GENEROSIDAD casi no alcanza a esconderse, cada sitio que hallaba le parecía maravilloso para alguno de sus amigos… ¿Un lago cristalino? (Ideal para la BELLEZA). ¿La hendija de un árbol? (Perfecto para la TIMIDEZ). ¿El vuelo de la mariposa? (Lo mejor para la VOLUPTUOSIDAD). ¿Una ráfaga de viento? (Magnífico para la LIBERTAD). Así terminó por ocultarse en un rayito de Sol. El EGOISMO, en cambio encontró un sitio muy bueno desde el principio, ventilado, cómodo… pero solo para él. La MENTIRA se escondió en el fondo de los océanos (mentira, en realidad se escondió detrás del arco iris) y la PASION y el DESEO en el centro de los volcanes. El OLVIDO… se me olvido donde se escondió… pero eso no es lo importante. Cuando la LOCURA contaba 999.999, el AMOR aún no había encontrado sitio para esconderse, pues todo se encontraba ocupado… hasta que divisó un rosal y estremecido decidió esconderse entre sus flores.

UN MILLON. Contó la LOCURA y comenzó a buscar… La primera en aparecer fue la PEREZA sólo a tres pasos detrás de una piedra. Después se escuchó a la FE discutiendo con DIOS en el cielo sobre Teología. Y la PASION y el DESEO, se sintieron en el vibrar de los volcanes. En un descuido encontró a la ENVIDIA y claro, así pudo deducir donde estaba el TRIUNFO. Al EGOISMO no tuvo ni que buscarlo. El solo salió disparado de su escondite que había resultado ser un nido de avispas. De tanto caminar sintió sed y al acercarse al lago descubrió a la BELLEZA, y con la DUDA resultó más fácil todavía, pues la encontró sentada sobre una cerca sin decidir aún de que lado esconderse. Así fue encontrando a todos, al TALENTO entre la hierba fresca; la ANGUSTIA en una oscura cueva, a la MENTIRA detrás del arco iris (mentira, si ella estaba en el fondo del océano) y hasta al
OLVIDO… que ya se le había olvidado que estaba jugando a los escondidos… Pero solo el AMOR, no aparecía por ningún sitio…

La LOCURA buscó detrás de cada árbol, bajo cada arroyo del planeta, en las cimas de las montañas y cuando estaba por darse por vencida divisó un rosal y las rosas… Tomó una horquilla y comenzó a mover las ramas hasta que un doloroso grito se escuchó… Las espinas habían herido en los ojos al AMOR… la LOCURA no sabía que hacer para disculparse, lloró, rogó, imploró, pidió perdón y hasta prometió ser su lazarillo…

Desde entonces… desde la primera vez que se jugó a las escondidas en la TIERRA…
EL AMOR ES CIEGO Y LA LOCURA SIEMPRE LO ACOMPAÑA.