Fue un amor conocerte…

“Dicen que a lo largo de nuestra vida tenemos dos grandes amores: uno con el que te casas o vives para siempre, puede ser el padre o la madre de tus hijos…Esa persona con la que consigues la compenetración máxima para estar el resto de tu vida junto a ella..

Y dicen que hay siempre, un segundo amor una persona que perderás siempre, alguien con quién naciste conectado, tan conectado que las fuerzas de la química escapan de la razón y te impedirán siempre, alcanzar un final feliz.

Hasta que cierto día dejarás de intentarlo…Te rendirás y buscarás a esa otra persona que acabarás encontrando, pero te aseguro que no pasarás ni una sola noche, sin necesitar otro beso suyo o tan siquiera discutir una vez más.

Ya sabes de quién que estoy hablando, porque mientras estabas leyendo esto, te ha venido un nombre a la cabeza. Te librarás de él o de ella, dejarás de sufrir, conseguirás encontrar la paz (será sustituido por la calma), pero te aseguro que no pasará ni un solo día en que desearás que este aquí para perturbarte.

Porque a veces se desprende más energía discutiendo, con alguien a quien amas, que haciendo el amor con alguien al que aprecias.”
Paulo Coelho

Llegaste a mí sin apenas proponértelo, me tocaste y ya nada volvió a ser igual. Recuerdo que durante aquellos días la vida era otra cosa, los colores eran más intensos y los olores más vivos.

No sé, creo que hay amores que lo ponen todo del revés, y tú tienes el título del más desordenado. El caso es que yo nunca quise volver a darle la vuelta a mi mundo ni ponerlo todo en orden, pero se ve que la inercia y la rutina a todo te hacen acostumbrarte.

Eras mi causa y mi efecto, eras quien provocaba a mi volcán, eras mi acompañante en la vida, mi hielo y mi fuego, mi playa y mi mar.

El hilo rojo que nos unió
Dice mi sombra que ya no nos parecemos
Que por más que me sigue no cuadra el paso
Que ahora encajo contigo
Que tiene celos, dice

No sé si a ti y a mí nos unió el hilo rojo del destino o todo tiene que ver con el azar, lo que sé es que de todas las personas del mundo fuimos tú y yo en aquel lugar. Eso me hace creer en que el culpable fue un señor con sombrero que unió nuestro corazón con un cordón invisible en una noche de luna llena.

Hemos llegado hasta aquí porque nos lo hemos merecido. Porque hemos sido hábiles, porque nos amamos en conjunto y por separado. El desenfreno, el romanticismo y el compromiso dieron paso a dos almas a acompañarse por siempre.

Nos encontramos en la pasión desmedida, en el corazón desbocado, en el desengaño de cuando no todo es ya ideal, en la ilusión de un nuevo comienzo, en la convivencia, en la confianza, en lo efímero y en lo real.

Hemos recreado verdaderos campos de batalla. Hemos llegado al fin del mundo. Nos hemos abandonado. Hemos vuelto. Hemos ahogado a nuestras mariposas
Y es que si algo nos ha quedado claro es que en el amor hay de todo, pero sobre todo, pasiones, enredos y perdón. Porque la pareja perfecta no tiene porqué ser aquella que siempre permanece unida, sino aquella que se siente como ideal.

Sé que desde el minuto 1 estabas destino a ser esa persona a la que iba a perder para siempre…

Te voy a querer siempre
“Lo esencial es indefinible.
¿Cómo definir el color amarillo, el amor, la patria, el sabor a café?
¿Cómo definir a una persona que queremos?
No se puede”.
J.L. Borges.

Hay besos que son tan fugaces que tengo que pedirles que vuelvan a pasar. Ahora a todo le pongo puntos suspensivos, porque sé que continuará y que siempre puedo hacer interminables mis momentos contigo.

Da igual el tiempo que pase, si las pasiones ya no nos aprietan, siempre estarás en la zona reservada de mi corazón. En esa en la que el amor no se tiñe de colores, sino de intensidad. Y es que además lo nuestro no fue breve, fue eterno.

Por todo esto, por lo que se fue y no volverá, por lo que vendrá… Fue un amor conocerte, placer de mi vida…

No eres TU, soy YO…

Reflexionando hoy, pensaba que no podemos entregar el control de nuestra existencia, para que otros escriban nuestra historia.

¿Quién te hace sufrir? ¿Quién te rompe el corazón? ¿Quién te lastima? ¿Quién te roba la felicidad o te quita la tranquilidad? ¿Quién controla tu vida?…

¿Tus padres? ¿Tu pareja? ¿Un antiguo amor? ¿Tu suegra? ¿Tu jefe?

Podrías armar toda una lista de sospechosos o culpables. Probablemente sea lo más fácil. De hecho sólo es cuestión de pensar un poco e ir nombrando a todas aquellas personas que no te han dado lo que te mereces, te han tratado mal o simplemente se han ido de tu vida, dejándote un profundo dolor que hasta el día de hoy no entiendes.

Pero ¿sabes? No necesitas buscar nombres. La respuesta es más sencilla de lo que parece, y es que nadie te hace sufrir, te rompe el corazón, te daña o te quita la paz. Nadie tiene la capacidad al menos que tú le permitas, le abras la puerta y le entregues el control de tu vida.

Llegar a pensar con ese nivel de conciencia puede ser un gran reto, pero no es tan complicado como parece. Se vuelve mucho más sencillo cuando comprendemos que lo que está en juego es nuestra propia felicidad. Y definitivamente el peor lugar para colocarla es en la mente del otro, en sus pensamientos, comentarios o decisiones.

Cada día estoy más convencido de que el hombre sufre no por lo que le pasa, sino por lo que interpreta. Muchas veces sufrimos por tratar de darle respuesta a preguntas que taladran nuestra mente como: ¿Por qué no me llamó? ¿No piensa buscarme? ¿Por qué no me dijo lo que yo quería escuchar? ¿Por qué hizo lo que más me molesta? ¿Por qué me miró mal? y muchas otras que por razones de espacio voy a omitir.

No se sufre por la acción de la otra persona, sino por lo que sentimos, pensamos e interpretamos de lo que hizo, por consecuencia directa de haberle dado el control a alguien ajeno a nosotros. Si lo quisieras ver de forma más gráfica, es como si nos estuviéramos haciendo vudú voluntariamente, clavándonos las agujas cada vez que un tercero hace o deja de hacer algo que nos incomoda.

Lo más curioso e injusto del asunto es que la gran mayoría de las personas que nos “lastimaron”, siguen sus vidas como si nada hubiera pasado; algunas inclusive ni se llegan a enterar de todo el teatro que estás viviendo en tu mente.

Un claro ejemplo de la enorme dependencia que podemos llegar a tener con otra persona es cuando hace algunos años alguien me dijo: “Necesito que TAL PERSONA me diga que me quiere aunque yo sepa que es mentira. Sólo quiero escucharlo de su boca y que me visite de vez en cuando aunque yo sé que tiene otra familia; te lo prometo que ya con eso puedo ser feliz y me conformo, pero si no lo hace… siento que me muero”.

¡Wow! Yo me quedé a cuadros. ¿Realmente ésa será la auténtica felicidad? ¿No será un martirio constante que alguien se la pase decidiendo nuestro estado de ánimo y bienestar? Querer obligar a otra persona a sentir lo que no siente… ¿no será un calvario voluntario para nosotros?

No podemos pasarnos la vida cediendo el poder a alguien más, porque terminamos dependiendo de elecciones de otros, convertidos en marionetas de sus pensamientos y acciones.

Las frases que normalmente se dicen los enamorados como: “Mi amor, me haces tan feliz”, “Sin ti me muero”, “No puedo pasar la vida sin ti”, son completamente irreales y falsas. No porque esté en contra del amor, al contrario, me considero una persona bastante apasionada y romántica, sino porque realmente ninguna otra persona (hasta donde yo tengo entendido) tiene la capacidad de entrar en tu mente, modificar tus procesos bioquímicos y hacerte feliz o hacer que tu corazón deje de latir.

Definitivamente nadie puede decidir por nosotros. Nadie puede obligarnos a sentir o a hacer algo que no queremos, tenemos que vivir en libertad. No podemos estar donde no nos necesiten ni donde no quieran nuestra compañía. No podemos entregar el control de nuestra existencia, para que otros escriban nuestra historia. Tal vez tampoco podamos controlar lo que pasa, pero sí decidir cómo reaccionar e interpretar aquello que nos sucede.

La siguiente vez que pienses que alguien te lastima, te hace sufrir o controla tu vida, recuerda: No es él, no es ella, ERES TÚ quien lo permite y está en tus manos volver a recuperar el control.

Al ser humano se le puede arrebatar todo, salvo una cosa, la última de las libertades humanas: la elección de la actitud personal que debe adoptar frente al destino, para decidir su propio camino.

Un abrazo.

Agradece

En realidad es muy divertido. No naciste en tu familia por que si, ni tienes la pareja que tienes por azar,  igualmente no tienes esos amigos por casualidad.
Todas y cada una de nuestras  relaciones con otras personas nos enseñan algo y casualmente ese aprendizaje es sobre nosotros no sobre ellos. ¿Quieres un consejo? ➡️ Agradece¡

Quizá pienses que es una putada  haber tenido esos padres o esas parejas pero si no consigues hacer consciente el aprendizaje, se repetirán en tu vida una y mil veces las mismas situaciones.
El exito, el amor, la abundancia, todo sigue la misma ley universal.
O despiertas y gozas o sigues siendo un zombie al que todo lo malo le ocurre.  Mojate
#JuanDiegoGallego

Sentimientos de resentimiento y culpa

Mientras te mantengas en el resentimiento y la culpa, no puedes estar presente, simplemente porque estos sentimientos te mantienen aprisionado en el pasado.

Debes llevar estos sentimientos a la superficie. Llévalos a la consciencia de una manera amorosa y de aceptación. Identifica, posee, confiesa y expresa estos sentimientos, pero no los proyectes sobre nadie. No creas en ellos. Permite que se expresen en la consciencia, simplemente para que ya no se oculten y ya no puedan controlarte inconscientemente.

Los sentimientos de resentimiento y de culpa son una indicación de que no estás asumiendo la responsabilidad por tu vida o por ti mismo. Es más fácil culpar a otros que asumir la responsabilidad por ti mismo.

«Leonard Jacobson»

Siempre encontraras…

Siempre encontrarás en tu mente limitada algún recoveco para reprocharte etapas que no disfrutaste o cosas que te hubiera gustado hacer y no las hiciste.

Alégrate con lo que eres y haces ahora… siempre la vida te dará la chance de ser feliz a tu edad, en el lugar y situación que te encuentres. Lo importante es que tomes consciencia que tu presente es un momento único y divino.

Tus deseos más sinceros del alma serán cumplidos… deja al Universo que se encargue de los tiempos y modos. Sueña todo el tiempo, un viaje, un lugar, pintar, correr una maratón, escribir un libro, lo que te plazca.

No se trata de ganarle a nadie, sino de tu triunfo frente a tu apatía e incredulidad. Dios quiere que seas feliz, pero solo tú sabes por donde pasa esa felicidad.

Extracto de la segunda parte del libro «Ignacio Rivas y sus Mensajes de Dios»
Ignacio Rivas

Portal 11.11

El acontecimiento más importante de este mes, no es astrológico, es cósmico y numerológico.
11.11 es la pura presentación de la sincronía en nuestras vidas. Por su geometría, los dos números forman los dos pilares de un Portal.
Por medio de estos dígitos, eres invitado a poner atención en lo que está delante de ti, o a lo que estás pensando, en el momento en que se presenta. Las 11 horas, 11 minutos, es la única hora del día en que todos los números son igualmente UNO.
11.11 es una ventana abierta en la matrix, un minuto en que el Espíritu se comunica de forma directa contigo, y un recordatorio claro de que estás en alineación con Él.
Cada 11.11, es una preciosa oportunidad para que profundices en la conexión contigo mismo como Ser Multidimensional y Galáctico.
Un Portal es un pasaje energético entre diferentes niveles de consciencia.
11.11 es una cifra que, desde hace ya más de veinte años, suele aparecerse en los relojes digitales, o presentarse, como una llamada, a millones de personas en el camino del despertar.
El 11:11, es lo que podemos llamar un Punto Nodal, un punto de masa crítica, y por tanto, un Despertador, en el que se puede pasar a una nueva forma de vida..
Cuando aparece, viene a recordarnos que estamos en el momento correcto, en el lugar correcto, y que estamos siguiendo la correcta dirección.
El 11.11 es también un número maestro que nos conecta con la plantilla de la Nueva Tierra, de manera instantánea y directa, y nos indica que estamos siguiendo la Voluntad de nuestra Versión Mayor.
La repetición del 1 expresa una acelerada expansión de la consciencia de Unidad, que ya infinidad de animales nos están mostrando, en innumerables filmaciones donde vemos la empatía y bienvenida entre diferentes  razas y reinos, a través de insólitas escenas de cuidado, juego y mutua protección, sin importar si se trata de pelos, escamas o plumas!.
Cada 11:11 es una Puerta de Estrellas. Anticipa las energías y ondas del solsticio del 21 de Diciembre, sus efectos se están sintiendo desde hace ya varios días, y van a resonar indefinidamente, y sobre todo hasta los primeros tres meses de 2019. Pero este Noviembre es especial, muy especial. Las secuencias de 11 se reproducen permanentemente. Es un mes lleno de portales, sobre todo en los días 10, 11, 19, 28 y 29, cuyos dígitos, sumados en total, día, mes y año, vuelven a dar 11!

Todo puede ocurrir, desde el punto de vista de nuestro salto cuántico.

Vamos transitando hacia lo Extraordinario…

Si eres una de las personas que se siente en paz en estos días, si has salido de la consciencia de víctima y sabes que creas tu realidad, tu tarea es, simplemente, Estar. Estar en esta frecuencia, es una de las actitudes más sanadoras que puedes aportar al planeta.
Estamos en un punto de masa crítica, un lugar en el campo de posibilidades infinitas, en el que se puede Converger.
Con qué podemos converger en Noviembre 2018?
Podemos converger con nuestra Versión Más Alta.
Podemos converger con informaciones fundamentales para un giro positivo en nuestras vidas.
Podemos converger con nuestra autosanación.
Con extraordinaria luz y energía no experimentada hasta ahora.
Con comunicaciones galácticas.
Con personas de la Familia de Almas.
Y, sobre todo, en base a las configuraciones astrológicas, podemos converger con unas oportunidades de expandir nuestra Abundancia y Prosperidad, que nunca habíamos experimentado hasta hoy.
Lo que postules en este Noviembre, si mantienes el Contacto y la Acción pura, lo vas a ver manifestado.
Es posible que, mientras leas esto, sientas que se trata de meros eufemismos, palabras que buscan animarte. Sin embargo, hay un evento cósmico por el cual se están apartando los filtros que mantenían a Gaia en cuarentena, y esto lo estamos comenzando a vivir en nuestra realidad de cada día.
Nunca hemos vivido un tiempo así desde que hemos nacido.
Un presente diferente, completamente diferente, está viniendo a nosotros.
El sistema consensual, inconsciente, que sólo ve la Tercera Dimensión, está derrumbándose. Es como si hubiera contraído una enfermedad autoinmune. Las causas que ha generado lo llevan a la entropía, a la caída dentro del abismo que él mismo ha creado.
Por detrás del aparente caos, hay un enorme Momentum de despertar colectivo, y la capacidad de percibir lo que hasta ahora se escondía. Lo que ves en la mentalidad 3D es un Filtro de la verdadera realidad, es un Film. Ahora, la Luz , imparable, traspasa el Filtro.
En el día 11, del mes 11, de un año 11, se trata de que Postules lo más alto que puedas y quieras vivir en esta Tierra.
Crea un Portal con cristales, entra en un espacio sagrado, el que sea, en grupo o individualmente.
Acepta de todo corazón que estás entrando en un tiempo apto para alcanzar e instalarte en las frecuencias de Unidad, Amor y Manifestación.
Con tu visión interna, MIRA lo que quieres ver en tu realidad, en lo personal y colectivo.
VISUALIZA y SIENTE un Universo Benévolo, Protector y Floreciente. Tú eres el Centro de Visión de tu Universo.
SIENTE que esto que estás mirando con tu ojo interno ES LO REAL.
Y luego, comienza tu día SIENDO esto que has visto.
Innumerables líneas de tiempo completamente inéditas te están esperando.
Están a tu disposición, al alcance de tu mano, para que imprimas en ellas tu sueño de un Mundo Nuevo.

Una meditación para el día 11
A cualquier hora del día, y, si es posible a las 11.11 am, busca un lugar tranquilo, y, de pie, invoca al Más Alto Amor Divino, el que pulsa Dentro, y a su vez está Más Allá de todas las barreras.

Siente esta frecuencia en tu cuerpo, respira en ella, y luego declara: “Estoy abierto y dispuesto a asumir mi realidad como Ser Espiritual, a sentir mi Unidad con todo lo que Soy, y con Todo lo que Hay”…

Registra, siente, el cambio en tu frecuencia…

Luego, visualízate viviendo en el momento presente tu más preciado sueño de manifestación. Canaliza la energía del Más Alto Amor Divino hacia la escena, en la que estás participando, no estás fuera, mirando la escena, la estás viviendo, y estás recibiendo la energía.

Mira, desde dentro de la escena, cómo esta se carga con toda esta nueva información, y siente cómo los códigos sagrados de evolución más allá de cualquier comprensión humana, están siendo activados, en ti, en tu mundo y en todo el Planeta.

Antes de cerrar tu meditación, emite al Universo tu Gracias, Gracias, Gracias.

Via el portal de alana

ORACIÓN POR LA PAREJA QUE SE VA

Gracias espejo hermoso por todo lo que aprendí de tí.
Aquí y ahora bendigo tu camino y agradezco la energía compartida, los recuerdos, sonrisas, encuentros y desencuentros.
Tu camino y el mío se entrelazaron por un tiempo.Y ese tiempo ha terminado.
Agradezco tu dulzura, la belleza de los momentos juntos y los suelto con Amor, con respeto, honrando tu destino y el mío.
Gracias por tu entrega y gracias por tu decisión.
Gracias por la magia, por el intento, por la luz y la sombra.
Ahora yo tomo otro camino, y tu también lo haces.
Honro lo que te espera, y pido a tu corazón que honre lo que me espera a mí.
Soltando nuestras manos, aquí y ahora abro mis brazos para el futuro, ofrendando todo lo vivido contigo.
Recordando siempre, que el Amor no acaba, que somos parte de un mismo Universo, y una sola Unidad.
Te suelto, con Amor y confianza perfecta.
Hecho está.
Hecho está.
Hecho está.

POR QUÉ EL AMOR ES CIEGO Y LA LOCURA SIEMPRE LO ACOMPAÑA.

Cuentan que una vez, se reunieron todos los sentimientos y cualidades del hombre.

Cuando el aburrimiento había bostezado por tercera vez, la locura les propuso  jugar a las escondidas.
La intriga levantó la ceja y la curiosidad, sin poder mantenerse preguntó ¿escondidas? el entusiasmo danzó, seguido de la euforia, la alegría dio tantos saltos que terminó por convencer a la duda y a la apatía, que nunca se interesaban por nada.

1,2,3.. comenzó a contar la locura, la primera en esconderse, fue la pereza, que como siempre cayó detrás de la primera piedra del camino, la fe subió al cielo y la envidia se escondió detrás de la sombra del triunfo, que por propio esfuerzo había conseguido llegar a la copa más alta del árbol.

La generosidad casi no logra esconderse, porque cada lugar que encontraba le parecía bueno, para alguno de sus amigos, si era un lago cristalino, ideal para la belleza, si era la copa del árbol perfecta para la timidez, si era una ráfaga de viento, magnífica para la libertad.
Así es que terminó escondiéndose en un rayo de sol, el egoísmo un lugar bueno desde el principio, ventilado cómodo pero solo para el, la mentira se escondió detrás del arco iris y la pasión y el deseo en el centro de los volcanes.

Cuando la locura terminaba de contar el amor todavía no había encontrado lugar para esconderse,  pues todos estaban ya ocupados, hasta que encontró un rosal y cariñosamente decidió esconderse entre sus flores, concluyó la locura y comenzó la búsqueda, la primera en aparecer fue la pereza apenas a tres pasos de una piedra.
Sintió vibrar a la pasión y al deseo en los volcanes, en un descuido encontró a la envidia y claro pudo deducir donde estaba el triunfo, al egoísmo no tuvo que buscarlo. el solo salió disparado de su escondite que era en verdad  un nido de avispas. De tanto caminar la locura sintió sed y al aproximarse a un lago descubrió a la belleza.

La duda fue más fácil de encontrar, estaba sentada sobre un cerro sin decidir dónde esconderse y así iba encontrándolos a todos, al talento entre la hierba fresca, a la angustia en una cueva oscura, pero el amor no aparecía por ningún lugar, la locura lo busco detrás de cada árbol, debajo de cada roca del planeta y encima de las montañas.
Cuando estaba a punto de darse por vencida, encontró un rosal y comenzó a mover sus ramas con energia, entonces escuchó un grito doloroso, había herido al amor en los ojos con las espinas del rosal. La locura no sabía que hacer para disculparse, lloró, rezó, imploró, pidió perdón y prometió ser su guía para siempre…

Y es por eso que desde entonces el amor es ciego y la locura siempre lo acompaña.