El Treceavo Filamento del ADN

Como humanidad, observamos que estamos asistiendo a grandes cambios en la conciencia, no somos ajenos a que estos cambios suceden a gran velocidad a medida que nos movemos hacia adelante, vivenciando muchos momentos de salto cuántico en la conciencia.

Pero para que estos saltos cuánticos de conciencia puedan ocurrir, muchas de las viejas energías deben cambiar a una vibración más elevada, muchas de las energías que han estado en la dualidad, que han estado oponiéndose las unas a las otras, deben llegar a algún tipo de resolución, y algunos de los viejos estereotipos, estigmas y creencias han de cambiar, aunque, los cambios no suceden a veces con facilidad.

Se narra que mucho tiempo atrás, antes de la creación de la Tierra, los ángeles comenzaron por primera vez a merodear y viajar, ayudando a crear el omniverso, ahí se manifestó una cualidad energética llamada dualidad que fue creada por ellos, por todos nosotros en realidad, para contribuir a entender más de esta experiencia; sin Luz no se podría entender la Oscuridad, sin Arriba no se podría entender Abajo, también sin energía Masculina no se podría entender la Femenina.

Y así, se crearon estas energías de dualidad, y en su base, la energía Masculino/Femenina, (no hablamos del cuerpo masculino o femenino), también denominada negativo y positivo… A través de todos los tiempos desde entonces, y hasta el momento de creación de la tierra, en la que los ángeles llegaron y tomaran forma humana, han existido estos atributos de masculino y femenino, que no son más que diferentes expresiones de la misma energía básica.

Cuando los primeros ángeles llegaron a la tierra, no trajeron solamente una energía masculina o femenina, crearon un cuerpo físico, biológico, que tenía diferentes connotaciones, a lo que llamamos hombre y mujer, y tomando estos atributos de masculino y femenino, los exageraron y conformaron la materialización en el cuerpo a través de su estructura de ADN físico.

En la actualidad, se está manifestando una nueva energía en la tierra, llegamos a un tiempo totalmente nuevo y este viene con gran rapidez, parte de este proceso de cambio completo, de la nueva energía, se corresponde con la re-fusión o re-mezcla de las energías masculinas y femeninas, trayéndolas de regreso a la unidad, de manera que cualquier humano sea, eventualmente capaz de portar una energía masculino/femenina equilibrada, aun cuando su biología tienda a ser más masculina o más femenina, es posible mezclar estas dos energías básicas en un cuerpo, y esto ya está sucediendo a niveles espirituales, pero también puede llevarse a términos más científicos.

Los científicos ahora entienden que hay dos filamentos básicos en el ADN, y alguno de los más progresistas y pensadores de su tiempo, han llegado a darse cuenta de que no solamente hay dos filamentos visibles, han reconocido que también hay otros diez filamentos invisibles o como lo llaman, ADN basura, hasta un total de doce… lo que no han visto todavía, pero que ya está manifestándose en la tierra, es que también hay un treceavo filamento, que se definirá como el Filamento de la Unidad.

Este es el elemento energético que agrupa a todos los otros elementos que han estado en polaridad, dentro de cualquier cuerpo humano y dentro de cualquier conciencia humana, este filamento permite la reunificación del masculino y femenino, permite la reunificación de lo que llamarían luz y oscuridad, o bueno y malo, y trae a la unidad todos los viejos elementos de la dualidad.

La forma en que este filamento tenía que manifestarse en la tierra, se eligió en planos superiores a través de un método biológico, para que se incrustará en la conciencia, de manera que otros pudieran eventualmente tomar ventaja de esto y así, unir todas las partes y piezas fragmentadas de sus vidas pasadas, de su conciencia… Así que un grupo muy pequeño, un grupo valiente, acordó particularmente desde hace unos 60 años, venir a la tierra con este treceavo filamento activo en el ADN, una capa extra permitiendo que se manifestara en conciencia.

Habría que aclarar, que cada ángel que se brindó voluntariamente a encarnar para esta tarea de traer el filamento 13, terminó siendo lo que llamamos un homosexual (un mezclado), porque tiene un equilibrio inherente, un balance igual de energía masculina y femenina dentro de su conciencia anclada en su ADN con esta capa extra.

Quizás no esté expresado en su biología este filamento, simplemente por la forma en que se estructura actualmente la biología física, pero vienen a la tierra a sostener el equilibrio de estas energías, (eligiendo ser un mezclado), portando un balance igual, pero de mayor trascendencia al implementar la capa del 13 filamento en su ADN, con ello, están ayudando a abrir las mentes de otros avatares, y en la actualidad, más y más Almados están encarnando y son capaces de portar este 13 filamento, consiguiendo mantener un equilibrio de energía masculina y femenina…

No todos necesariamente eligen ser homosexuales, pero, si son avatares con Alma mezclados, serán totales y completos.

La mayoría de los avatares con Alma actuales (no mezclados) en la tierra, adolecen de no sentirse completos y totales, ya que hay avatares masculinos con energías predominantemente masculinas y han de buscar una compañera femenina para completarse y viceversa, avatares femeninos con energías predominantemente femeninas, que se perciben a sí mismos como parciales solamente y deben encontrar una pareja para hacerse completos.

Los mezclados, ya poseen el equilibrio completo, en el Quantum así esta configurado y buscan un tipo de relación diferente, no una que complete su ser espiritual, sino una para disfrutar y compartir la aventura de estar en la Tierra… sin embargo, también hay muchos avatares Almados que no incorporan este 13 filamento, y solo están jugando y experimentando con la sexualidad en diversas formas, aun en la parcialidad de su plenitud.

Ahí está la diferencia distintiva entre ellos y los que portan el 13 filamento en su ADN; estos avatares mezclados, vinieron a esta experiencia de vida, y a una edad muy temprana, ya descubrieron que son diferentes, supieron que hay algo que los hace diferentes a los demás, quizá estuvieron mucho tiempo al comienzo de sus vidas sintiéndose solos, asimilando la idea de que, los demás no sienten como ellos, este es otro atributo común, ser excluido por los otros, y normalmente, lo han descubierto en la infancia.

Un mezclado encarnará en familias relativamente tradicionales, otro atributo interesante de los portadores del 13 filamento; estos avatares buscan este tipo de normalidad en su vida, aunque esto les haya ocasionado otros problemas, ya que desde la densidad, se les va a tratar de incomodar y desviar de su propósito, no en vano, socialmente, se les va a increpar y culpabilizar para desviar su proyecto de armonización y equilibrio.

Es importante para un mezclado, conocer que se porta este filamento, esto disipa muchos de los traumas vividos y si ponen atención, escucharan una voz interna con la vibración de la verdad, son los ángeles al otro lado del velo que les hablan.

Las Almas, para su proceso evolutivo, tienden a manifestar avatares en una biología o en la otra de forma definida (masculino o femenino), no hay grandes cambios debido a que proyectan sus avatares en función de secuencias numéricas ya creadas en el Quantum, por tanto, nacer hombre o mujer no es un asunto de castigo, de tomar una decisión errónea, en una decisión deliberada y consciente, para usando el mismo patrón, enviar a la tierra avatares que porten un filamento 13 cuando estos los permiten.

Cuando la humanidad en general se permita liberar todos los aspectos de la vieja dualidad, trascendiendo el tener dos caras de todo, un bien y un mal, un izquierdo y un derecho, un masculino y un femenino, y se permita incorporar todo esto unido, ocurrirá realmente y este cambio de conciencia tendrá lugar.

La mayoría de la humanidad en la actualidad SENTIMOS que está sucediendo un gran cambio en la tierra y que vienen aún más en los próximos años, vemos que esta área de la sexualidad de energías masculinas y femeninas está cambiando, pero nuestra mente humana, nuestro cerebro, no lo entiende y manifiesta temor, por tanto, hacemos cualquier cosa para apagar esa sensación…, en este sentido es posible que dirijamos nuestro odio a los mezclados porque ellos, en sus niveles internos, sienten que estos son “hacedores de cambios”; estos son los que vienen a la tierra a cambiar las formas, a que las iglesias se rebelen, a que los políticos libren más batallas y diálogos que nunca.

Es momento de sanar, vidas y vidas de abuso del sexo, abusar y controlar a otros a través del sexo, todo esto aflora ahora, se podría decir energéticamente que la mayoría de las personas que llamamos correctas están, en cierto sentido, sintiendo estos cambios y están hasta depositando en los homosexuales su propia negatividad y su propio odio hacia sí mismos y hacia las cosas que han hecho sexualmente en el pasado, están proyectando sus propios miedos y odios hacia los mezclados.

Durante miles de años en la humanidad se han realizado grandes abusos sexualmente, se ha torturado a las personas mas sexualmente que físicamente, porque sexualmente afecta a cuerpo, mente y espíritu; es más fácil controlar a la gente sexualmente, y han existido grandes y atroces actos de abuso, de abuso sexual que tuvieron lugar en los días de la Atlántida y que aún continúan en estos días de sociedad moderna, es como un karma humano que sale a la palestra ahora.

Los mezclados estáis sufriendo este embite, estáis también (emocionalmente hablando), ayudando a limpiar parte de este viejo karma, estáis asumiendo mucha de la responsabilidad asociada al viejo abuso sexual dentro de vuestro avatar, este desajuste vibracional genera lo que llamamos VIH; todos aquellos que sufrís de VIH, estáis asimilando un karma a nombre de toda la humanidad para ayudar a limpiar esta vieja energía sexual, energía que necesitaba ser transmutada de alguna manera, y este mismo grupo de avatares mezclados, que ha venido a la tierra para trabajar con el 13 filamento, también está aceptando la responsabilidad de ese viejo karma de la tierra.

Estamos aquí y nuestro propósito al estar aquí, en este encuentro, es el de compartir con todos estos avatares mezclados de la tierra, el hecho de que no tenéis por qué cargar con este karma de la humanidad, no es algo con lo que Dios o la Fuente Original castiga, no es algo que tengamos que hacer por vivencias del pasado, es algo, que hemos aceptado como una manera de servir y ayudar a la humanidad a subir la vibración a la que acordamos llegar.

No se trata de asumir como propio el karma de otros, eso no es posible, libérate del concepto de que puedes asimilar este karma de la tierra, ella ya está trabajando en su propia resolución, no te corresponde asimilarlo, la humanidad puede encontrar vías para resolver este viejo karma, para llegar a un nuevo entendimiento de la sexualidad, uno de los mayores y más profundos asuntos de nuestra sociedad contemporánea actual, dejar de seguir encerrados en viejas formas sexuales, en una vieja y dominante energía masculina sobre la tierra.

Fueron los hombres durante mucho, en tiempos de la Atlántida, en tiempos de Egipto, en tiempos aún de Cristo… los que han estado abusando del sexo, utilizándolo para controlar a otros (quizás parasitados, pero consintiendo, y a cambio de que?); no es el acto físico del sexo, se ha estado utilizando una sexualidad machista, energética o físicamente, para controlar a esposas y familias, a las personas en su trabajo, a las naciones enteras, y para controlar a todo el mundo.

Hay hermanos que se preocupan por planes de conspiración y cosas que el gobierno está tratando de hacer, y cosas que supuestamente están haciendo los extraterrestres, esto no es nada en comparación con esta vieja y total energía psíquica masculina encerrada como algo muy malo o muy sucio, es momento de que esto cambie y se puedan cerrar fisuras y eliminar anclajes que minan, debilitan, bloquean y desajustan el segundo chakra, es tiempo que este tema del sexo regrese a su concepto original, que lo masculino y femenino regrese al equilibrio, es tiempo para una nueva unidad en ambos lados del velo.

Si buceamos en vidas pasadas, muchos fuimos los perpetradores del abuso sexual en otros tiempos, es por esto que hemos elegido regresar, heroicamente en esta vida, para ayudar a traer un nuevo tipo de amor y un nuevo tipo de entendimiento a la humanidad en general, porque hemos transitado en lo más oscuro de los lugares oscuros y cargamos esa culpa, aquí estamos transitando el karma de la humanidad…

Es momento de un entendimiento muy profundo, ahora poseemos la sabiduría de las energías masculinas y femeninas, del sexo puro, la experiencia de hacer el amor y de compartirlo con otro avatar, o también de tenerlo conmigo mismo, ya que esto es una experiencia humana muy importante, siempre y cuando no exista abuso de otro ser.

Los portadores del 13 filamento también tienden a estar entre este grupo que está despertando espiritualmente, no es simplemente por elección, a veces es debido a las circunstancias… UNA VEZ QUE UN AVATAR COMIENZA A MEZCLAR LAS ENERGÍAS MASCULINAS Y FEMENINAS DENTRO DE UN MISMO CUERPO BIOLÓGICO, RÁPIDAMENTE COMIENZA A TENER LUGAR UN DESPERTAR ESPIRITUAL.

Vemos el gran conflicto que esto genera, muchos avatares tienen dificultades en la tierra, debido a las creencias y conciencia de la mayoría de los humanos, estamos atravesando un despertar muy intenso y difícil, y suceden cosas aparejadas en este proceso, la pérdida de viejas pasiones energéticas, la pérdida de viejas relaciones energéticas, el cambio del sistema biológico, el fuerte deseo de regresar al hogar, (a planos superiores donde no hay separación).

Estamos atravesando un proceso de despertar espiritual, el 13 filamento es el gran unificador, incorpora nuevamente a la luz y a la oscuridad, a lo masculino y femenino, bien y mal, y reúne a cualquiera de las fuerzas en oposición, las reúne nuevamente… mezcladas.

SI QUEREMOS PAZ EN LA TIERRA, ES TIEMPO DE MEZCLAR LAS ENERGÍAS DENTRO DE NOSOTROS, de liberar la culpa y avanzar en el verdadero trabajo que hemos venido a hacer aquí.